Breve reflexión. LA VISIBILIDAD DEL RUIDO

“No veo el ruido”. Esta frase es cierta en cuanto que el ruido muchas veces no es visible.

Pero la falta de visibilidad no solo se da cuando nos encontramos delante de un generador del mismo sino que tampoco vemos sus efectos perjudiciales y la agresión que ello supone a los afectados. Siempre dije que si el ruido generara lesiones visibles, muchos o casi todos iríamos vendados o llenos de apósitos por todo el cuerpo.

 

Para hacer vivibles los efectos del ruido tenemos que actuar en cuanto a exteriorizar la necesidad de moderar el ruido. Visible en la escuela, en nuestras calles….. y ante nuestro ordenador. Es en este campo, el de internet, el que hoy hago visible el ruido.

Es raro quien no lo haya padecido. Casi todos, sin quererlo o desconociendo sus efectos se ha expuesto de forma voluntaria o involuntaria (impuesta) a su agresión.

No me resisto a que el silencio sobre el ruido lo amplifique. No quiero que los efectos perjudiciales del ruido se silencien y hagan al silencio el mayor aliado de su molestia.

Grito contra el ruido. Alzo la voz y frente a su molestia.

Antonio García García Director de Abogado del Ruido

 

Consulta y pide nuestro asesoramiento.

También puedes llamarnos: (+34) 96 666 03 88

 

Palabras clave: #ruido #salud #concienciación #educación

Imprimir