Retrasos en la Administración de Justicia. Comentario al Informe 2018 del Defensor del Pueblo. Actividades y actuaciones llevadas a cabo a lo largo del 2018

Hace pocos días, el 11 de junio, por parte del Defensor del Pueblo se publicó el "Informe anualidad 2018: Actividades y actuaciones llevadas a cabo a lo largo del año 2018." Dicho informe consta de dos volúmenes, 5 anexos y una separata.

Del extenso balance general que presenta esta Institución al Congreso de los Diputados y al Senado, en cumplimiento del mandato constitucional, me voy a centrar en una materia que ha pasado desapercibida pero que entiendo de vital importancia ya que relaciona la defensa jurídica, la necesaria respuesta eficaz de las Administraciones ante la problemática que suscita el ruido y el camino para exigirla.

Es un tema que preocupa a la ciudadanía en general y que está siendo objeto de una reivindicación constante. Estamos hablando de los Retrasos en la Administración de Justicia.

A los solos efectos de realizar un breve comentario sobre el contenido de dicho informe, vemos como el Defensor del Pueblo comienza hablando de la “excesiva judicialización de la vida cotidiana”. En este punto comparto el adjetivo que se utiliza. En muchas ocasiones para la exigencia del cumplimiento de la ley la vía elegida es la judicial. Siempre he elegido la palabra “amparo” para denominar el motivo de la inclusión de un asunto en el Juzgado. En muchas ocasiones la pertinencia de la vía judicial es más que evidente y no solo, introduciendo mayor importancia a este motivo, por la elección tomada por parte de los ciudadanos sino por los motivos cada vez más claros que hacen que estos soliciten el amparo de los Juzgados y Tribunales para la defensa de sus intereses.

El introducir, como bien comenta el Defensor del pueblo, “proyectos de medicación, conciliación y arbitraje” es una idea que debe calar en la ciudadanía. Ir introduciendo mecanismos sociales y culturales que lleven a la elección de caminos alternativos eficaces para la solución de los problemas como pueden ser la gestión de acuerdos o transacciones extrajudiciales basados en el conocimiento, la información y la asunción de responsabilidades es fundamental para conseguir que la judicialización disminuya y no solo en cuanto a los asuntos relativos al exceso de contaminación acústica y sus perjuicios de todo tipo. 

Este hecho, entre particulares, tiene una visión diferente a la que se tiene cuando entra en escena la Administración. La actuación eficaz, la respuesta al ciudadano y la información que a este último se le da desde las distintas Administraciones es fundamental. Así vemos como las Administraciones dictan Decretos y resoluciones que, ateniéndose a la normativa del procedimiento administrativo, terminan instando al ciudadano, para el caso de desacuerdo con la misma, a acudir a la vía judicial en un plazo determinado. Podemos decir que nos “invita” a demandar y judicializar el problema en caso de desacuerdo, siempre con unos requisitos de recurso administrativo previo. Nada habla de encuentros personales ni cauces alternativos de solución para alcanzar acuerdos extrajudiciales en perfecto contraste de opiniones jurídicas o de cualquier otro calado (fácticas, de pruebas, plazos…).

Debo destacar lo que el Defensor del Pueblo indica en cuanto a la utilización abusiva de resoluciones idénticas. Con ello se quiere llamar la atención en cuanto a que en muchos casos nos encontramos con hechos distintos (en más o en menos) pero con resoluciones modelo o idénticas. No atenerse a dichas condiciones particulares o concretas de los asuntos lleva en muchos casos a cometer irregularidades que avocan a los ciudadanos a la interposición de procedimientos Judiciales pero no solo por errores materiales sino de fondo.

Cuando se habla de “tardanza en la tramitación”, dejando fuera los motivos (medios, funcionamiento, ect..) coincido con el Defensor del Pueblo en que ello genera un “preocupante debilitamiento de la confianza ciudadana en al Justicia”. Es por ello que las soluciones u orientaciones que el Defensor del Pueblo esboza en su informe de gestión y en concreto para este retraso son “claridad y buena técnica en la elaboración de las normas, el fomento de los medios alternativos de solución de conflictos y el correcto fruncimiento de las Administraciones.”

Por ello desde Abogado del Ruido seguimos mejorando y estudiando las mejores posibilidades frente al ruido y su molestia.

 

 

 

 

          

 

                                                                  

                  Antonio García

        Abogado Director de Abogado del Ruido

 

El presente artículo es de opinión y se referencia al informe de gestión del "Informe anualidad 2018. ctividades y actuaciones llevadas a cabo a lo largo de 2018 realizado por el Defensor del Pueblo".

  

 

 

 

 

 

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

Consulta y pide nuestro asesoramiento.

También puedes llamarnos: (+34) 96 666 03 88 

 

Imprimir